Vivir fuera de tú país en familia (en este caso en España)

Vivir fuera de tú país en familia (en este caso en España)

Vivir fuera de tú país ya sea corto o largo tiempo, es en sin duda una gran oportunidad de crecer en muchas virtudes como seres humanos.

Estar en un sitio fuera de tu zona de confort, te obligará a desarrollar y potenciar interminables cualidades, ya que implica adaptación, aprender de las costumbres del nuevo lugar, aprender a comer las cosas típicas de la región, conocer amistades nuevas entre otros.

Emigrar o vivir fuera no significa abandonar tú país, solo significa abrirse a otro, enriquecerse con la diferencia de los demás y vivir intensamente cada nuevo día de aprendizaje.

De las muchas experiencias adaptativas que puede vivenciar una persona, hay pocas tan intensamente enriquecedoras como la migración.

Vivir fuera supone una oportunidad de redimensionar el sentimiento de pertenencia, el poder respirar un nuevo aire, sobre todo si se ha estado sometido a muchas tensión política y social en el último tiempo.

Decidir vivir un año o más en España sin duda puede ser una gran idea.

España tiene un clima privilegiado, culturalmente es un país con muchas similitudes con Iberoamérica (esto hace que el proceso de integración en España sea fácil, las posibilidades de encontrar personas afines son muy frecuentes), tiene gran variedad paisajística, buena oferta educativa, buen servicio de salud, excelente conectividad con el resto de Europa y mucho más.

España cuenta con ciudades con muy convenientes costo de vida.

Además, tenemos como iberoamericanos muchos convenios en distintos ámbitos.

Sin duda, la opción de poder optar a la nacionalidad Española luego de residir 2 años en España es una de las grandes ventajas para los Iberoamercianos.

Si decides partir juntos a tus hijos el regalo que les entregarás es infinito, esos jóvenes emigrantes se harán más cosmopolitas, más europeos, más abiertos, más políglotas y más tolerantes. Unos valores que siempre le vendrán muy bien a cualquier niño o joven.

En mi experiencia personal ver el crecimiento de mis hijos, sus nuevas inquietudes, sus nuevos sueños es muy satisfactorio.

Y para nosotros los adultos una nueva oportunidad de volver a vibrar, sentir y crear.

 

Feliza.

es_ES
Selecciona Tu Moneda
Este sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.